Categorías
Economía

Un mundo encerrado y ahogado en petróleo

Al mundo le faltan muchas cosas que necesitamos: máscaras, más pruebas para detectar el COVID-19, papel higiénico, pero de repente nos sobra algo que ahora no necesitamos mucho: el petróleo.

Esta ‘crisis’ de exceso de oferta es, comprensiblemente, una perdida para las personas. Estamos encerrados sin ningún lugar a donde ir, sin tener que rebuscar los mejores precios en las gasolineras, luchando por administrar nuestro nuevo mundo golpeado por una pandemia y llorando a los seres queridos afectados por el coronavirus.

Aunque la mayoría de nosotros no estamos prestando atención, el caos que está causando la pandemia en la industria petrolera mundial al ahogar la demanda se extenderá a la economía en general y eventualmente nos afectará a muchos de nosotros.

“La guerra contra el virus es evitar que la gente se mueva, pero ese es también el propósito del petróleo. El petróleo está hecho para que las personas se muevan en automóviles, aerolíneas y barcos. Así que esta guerra golpea directamente el sistema nervioso de la industria petrolera mundial”.

Per Magnus Nysveen, jefe de análisis de la consultora Rystad Energy

Algunos números:

  • La disminución en el consumo mundial de petróleo solo este mes en 25 millones de barriles por día, será siete veces mayor que la mayor disminución trimestral después del colapso económico de 2008, según datos de la consultora IHS Markit.
  • Eso es una cuarta parte del consumo diario normal del mundo a poco menos de 100 millones de barriles.
  • IHS predice que la disminución para el segundo trimestre de 2020 tendrá un promedio de 22 millones de barriles por día.

“Hay un exceso de petróleo como nunca antes”, dijo el presidente Trump en una sesión informativa de la Casa Blanca el viernes. “Es bueno en muchos sentidos, y dependiendo de quién seas, es malo”.

Una vez que el precio del petróleo alcanza alrededor de $ 20 por barril, los bajos precios del crudo perjudican a la economía mundial más de lo que la ayudan, dice Nysveen.

  • Estados Unidos es hoy un productor de petróleo mucho más grande que durante la última recesión hace más de una década, por lo que los bajos precios del petróleo perjudicaron más a Estados Unidos.
  • Cientos de compañías estadounidenses de la industria petrolera podrían declararse en quiebra durante el próximo año si los precios permanecen en torno a los 20 dólares por barril, dijo Rystad Energy en un análisis reciente.
  • Eventualmente, todos nosotros enfrentaremos precios más altos de la gasolina en los próximos años a medida que la industria reduzca producción, lo que conducirá a una menor oferta en el futuro.

Los precios del petróleo se sitúan alrededor de estos puntos de referencia: $ 20 el barril en EE.UU y alrededor de $ 30 el Brent europeo.

  • La OPEP, el grupo de naciones productoras de petróleo mayormente del Medio Oriente, junto con Rusia, acordaron el domingo reducir la producción en 9.7 millones de barriles por día.
  • Otras naciones, incluidas Estados Unidos, Noruega y Canadá, también están reduciendo la producción por separado.
  • Antes de este corte histórico, el corte más grande de la OPEP fue en diciembre de 2008: 2,2 millones de barriles por día según datos de IHS.
  • “Un recorte de este tamaño no tiene precedentes”, dijo Dan Yergin, vicepresidente de IHS. “Incluso en esta escala, solo se aplica en parte a la caída extraordinaria del consumo”.