Categorías
Américas

Tom Hanks y su esposa dan positivo por coronavirus

Tom Hanks y su esposa Rita Wilson han dado positivo por el coronavirus, dijo el actor en un comunicado el miércoles.

Hanks dijo que la pareja estaba en Australia y se sentía cansada, con resfriados, dolores en el cuerpo y fiebres leves. “Para hacerlo bien, como se necesita en el mundo en este momento, se nos hizo una prueba de detección del coronavirus y se descubrió que éramos positivos”, dijo Hanks.

El ganador del Oscar de 63 años dijo que serán “probados, observados y aislados durante el tiempo que lo requiera la salud y la seguridad públicas”.

“No es mucho más que un enfoque de un día a la vez, ¿no?”, añadió Hanks.

Hanks había estado en Australia filmando una película biográfica sin título sobre Elvis Presley dirigida por Baz Luhrmann. Hanks interpreta al manager de Presley, el coronel Tom Parker. La película, actualmente programada para su lanzamiento en octubre de 2021, ha suspendido la producción, dijo Warner Bros.

Australia ha confirmado más de 120 casos de infección, con tres muertes por COVID-19.

Hanks y Wilson, de 63 años, se casaron en 1988. En 2013, Hanks reveló que tiene diabetes tipo 2. Es fácilmente la persona más famosa que ha anunciado públicamente una prueba positiva para el virus que la Organización Mundial de la Salud declaró el miércoles una pandemia.

Hanks también publicó su mensaje en las redes sociales con una imagen de un guante quirúrgico en un bote de basura. Dijo que “mantendría al mundo informado y actualizado”. Hanks dijo: “¡Cuídense!”

Para la mayoría de las personas, el nuevo coronavirus causa solo síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede causar enfermedades más graves, incluida la neumonía.

La gran mayoría de las personas se recuperan del nuevo virus. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas con enfermedades leves se recuperan en aproximadamente dos semanas, mientras que aquellas con enfermedades más graves pueden tardar entre tres y seis semanas en recuperarse.