Categorías
Asia

Singapur: estar demasiado cerca de otra persona puede llevarte 6 meses en la cárcel

Singapur, uno de los lugares más densamente poblados del mundo, sentarse o pararse demasiado cerca de otra persona es ahora un delito punible con hasta seis meses de cárcel o una multa de $ 7,000.

Las nuevas leyes entraron en vigencia el viernes cuando la ciudad-estado toma medidas drásticas para tratar de frenar la propagación de COVID-19 en medio de un aumento en los nuevos casos vinculados a los viajeros que han venido de otras partes del mundo.

Cualquier persona que se siente intencionalmente a menos de un metro (un poco más de tres pies) de otra persona en un lugar público o que se encuentre a menos de un metro de otra persona en una fila será culpable de un delito, de acuerdo con las reglas publicadas por el Ministerio de Salud del país. Las nuevas restricciones también prohíben a las personas sentarse en asientos fijos que han sido marcados para indicar que no deben ser ocupados. Las medidas, que se espera que estén vigentes hasta el 30 de abril, se aplican a empresas y particulares.

El gobierno de Singapur también cerró bares y clubes nocturnos, puso limitaciones a las reuniones de más de 10 personas y prohibió grandes eventos.

Singapur confirmó su primer caso de COVID-19 el 23 de enero, pero los funcionarios allí pudieron evitar que un brote importante se extendiera desde China continental gracias a pruebas agresivas, rastreo de contactos y estrictas medidas de cuarentena. Pero ahora Singapur, como otras ciudades de Asia, se enfrenta a una segunda ola de infecciones.

El jueves, funcionarios en Singapur confirmaron 52 nuevos casos del virus. Veintiocho de ellos fueron casos importados, muchos con un historial de viajes a Europa, América del Norte, Oriente Medio y otras partes de Asia.

Otros gobiernos de la región que evitaron en gran medida los bloqueos a gran escala que ahora están teniendo lugar en los Estados Unidos y Europa, están introduciendo medidas cada vez más estrictas en la lucha contra el coronavirus con la esperanza de detener el resurgimiento de la enfermedad. El gobierno de Hong Kong anunció esta semana que estaba considerando prohibir servir alcohol en bares y restaurantes. Las autoridades chinas dijeron que prohibirán la llegada de la mayoría de los extranjeros al continente a partir del 28 de marzo, en un intento por detener la entrada del virus desde el extranjero.

El número de personas infectadas con el coronavirus en Singapur aumentó a 683 el viernes. Más de 500,000 personas en más de 175 países y territorios ahora están infectadas por COVID-19.