Rusia se prepara para la guerra: sus barcos abandonan el puerto de Tartús

Los buques de guerra rusos han dejado la base naval de Tartús en el oeste de Siria en momentos que parece posible un ataque militar de los EE. UU. y sus aliados occidentales contra Damasco. Esto fue revelado por el operador israelí de imagen satelital ImageSat International (ISI) .

“La mayoría de los barcos de la Armada rusa han abandonado el puerto de Tartus, en Siria. Actualmente, los buques que están ausentes se desplegarán en el mar debido a posibles ataques futuros”, dijo la compañía israelí en un comunicado.

El operador israelí agrega que, de acuerdo con sus imágenes de satélite, solo un submarino de la clase Kilo permaneció en el puerto sirio.

No debe olvidarse que en las últimas horas el Ministerio de Defensa ruso emitió una comunicación en la que declaraba que estaba llevando a cabo ejercicios de lanzamiento de misiles en el Mediterráneo oriental.

Las maniobras militares rusas frente a las costas sirias se interpretan como otro signo de la creciente tensión en la región. La idea es que esta vez Rusia esté lista para responder a las amenazas del presidente de los Estados Unidos. Ayer, el representante ruso en el Líbano declaró que Moscú derribaría los misiles lanzados por las fuerzas del bloque occidental.

Mientras tanto, el vicepresidente del Comité para el Consejo de Defensa y Seguridad de la Federación de Rusia, Alexei Kondratiev, ha dejado claro que Moscú recurrirá a sistemas de defensa aérea S-400, S-300 y Pantsir si el ataque con misiles inminente Estados Unidos pusiera en peligro a los soldados rusos.

Las armadas estadounidense y británica ya están presentes frente a las costas sirias y los lanzadores de misiles están listos para lanzar misiles de crucero contra territorio sirio.

A estas horas, Londres ha ordenado que la flota submarina vaya al teatro hirviente del Mediterráneo oriental. Incluso Francia, con la fragata Aquitania, se encuentra en el sector del mar frente a Siria. Los Estados Unidos solo tenían cerca al USS Donald Cook, pero ahora han llegado refuerzos.

Moscú comenzó estos ejercicios con un objetivo claro: demostrar su disposición a devolver el golpe en caso de un ataque contra el aliado sirio.

Tartús, una base fundamental en la estrategia rusa en Siria y el Mediterráneo, no es un objetivo de la coalición encabezada por Estados Unidos. Nadie sueña con atacar directamente a las fuerzas rusas, aunque son aliados del ejército sirio de Bashar al-Assad.

CONTENIDO RELACIONADO
La publicación de fotos satelitales probablemente estuvo a cargo del comando de las fuerzas armadas israelíes. El sitio está vinculado a Tel Aviv. Y en estos casos nada es aleatorio. La información sensible muestra que Israel quería saber qué fue lo que observaron los satélites.
Lorenzo Vita