¿Podría esta aplicación de redes sociales libre de anuncios ser popular en medio de los problemas de privacidad de Facebook?

Durante la audiencia de Mark Zuckerberg frente al Senado de EE. UU. el martes, el senador Orrin Hatch le preguntó al asediado director ejecutivo de Facebook: “¿Cómo se puede mantener un modelo de negocios en el que los usuarios no paguen por su servicio?”

Zuckerberg: “Senador, nosotros publicamos anuncios”.

Mientras el CEO multimillonario de las redes sociales enfrenta la ira de la nación y de las dos cámaras del Congreso, otro ejecutivo multimillonario de redes sociales ve la oportunidad de conectar personas sin usar un modelo basado en publicidad. Vero, una plataforma social de tres años de edad, cree que puede sacar provecho de los errores de Facebook. Principalmente al hacer que los usuarios paguen con efectivo por su producto.

“No estamos aquí para usar los datos de las personas; no estamos aquí para obtener beneficios económicos “, dijo Ayman Hariri, CEO de Vero.

Casi todos los años, surge una nueva red social que promete ser el próximo Facebook. (¿Recuerdas a Ello? ¿Y a Peach? ¿Y a Yo? ¿Y a Mastodon? ¿Y a Gribby?)

Se viralizan durante un día, tal vez una semana, solo para apagarse después y ver cómo los usuarios abandonan para irse a las redes sociales que ya aman. Como Twitter, Facebook y Snapchat.

Vero, la plataforma social It de esta temporada, saltó a la fama a fines de febrero y Hariri no cree que termine en el cementerio de las redes sociales debido a su modelo libre de anuncios, de algoritmos, y a su promesa de no obtener datos o información del usuario.

“No sabemos quiénes son nuestros usuarios”, dijo Hariri. “No estamos haciendo ningún perfil psicológico de ellos o tratando de entender cuáles son sus hábitos”.

Eso no quiere decir que Vero no haya enfrentado sus propios problemas en cuanto a privacidad y datos. La compañía aclaró recientemente sus términos de servicio después de que los usuarios se molestaran porque los  términos de servicio anteriores aludían a que Vero era dueño de su contenido.

“No tenemos intención de lograr que nuestros usuarios se registren para algo [y que] no tengan idea de en qué se están metiendo. Creo que eso es realmente lo que está sucediendo hoy con compañías como Facebook “, dijo Hariri.

Hariri también tiene su propia controversia personal a causa del aumento de popularidad de la aplicación después que se descubriera su relación con la empresa de construcción de su familia, Saudi Oger.

La empresa fue demandada por 30,000 trabajadores por salarios impagos el año pasado y luego se cerró . Hariri es un multimillonario cuyo padre, el ex primer ministro de Líbano, fue asesinado en 2005. Su medio hermano, Saad Hariri, es el actual primer ministro del país. De acuerdo con una declaración en el sitio web de Vero, Hariri se deshizo de la compañía en 2013 y desde entonces no ha tenido “ninguna supervisión operativa o administrativa dentro de la junta”.

Los problemas de su familia y los problemas de privacidad de la empresa no parecen impedir que Hariri continúe con la red social. Según Hariri hay 4 millones de usuarios en la aplicación, por encima de las 150,000 descargas que tenía la compañía a fines de enero. Hariri se negó a indicar cuántos eran usuarios activos diarios, y se negó a decir cuánto costaría una suscripción.

Vero tiene seis funciones principales; los usuarios pueden publicar fotos, un enlace o compartir qué música, películas, programas de TV o libros están viendo o escuchando, y su ubicación. De forma similar a los círculos de Google Plus (¿los recuerdan?).

Los usuarios pueden crear cuatro círculos sociales diferentes para compartir: amigos cercanos, amigos o conocidos y seguidores. Los amigos o seguidores pueden optar por seguir solo parte del contenido de un usuario y viceversa.

Dado que la aplicación tiene un enfoque cronológico y no pretende presentar anuncios, Hariri cree que la aplicación es “inmune” a otros problemas que plagan las plataformas de medios sociales, como la proliferación de noticias y bots falsos. (Sin embargo, reconoció que eso no significa que los usuarios nunca publiquen noticias falsas y las compartan con sus amigos).

“Estamos buscando construir y darles a nuestros usuarios la mejor experiencia que podamos”, dijo Hariri.

La aplicación también saltó al comercio social.  Veinticinco marcas pueden vender en la aplicación a través de una pestaña especial llamada “Productos” y los usuarios pueden pagar con Apple Pay. Vero toma una comisión del 5 a 10 por ciento de lo que se vende en la aplicación. Esta semana, Vero también está presentando una función llamada “Charities”, donde los usuarios pueden donar directamente a organizaciones benéficas.

En algún momento del año próximo, según Hariri, la compañía cambiará el modelo de suscripción en el que se basa la aplicación y encontrará un precio “asequible para muchos”.

Este es el problema que Hariri cree que yace en la mayoría de las redes sociales de la actualidad: demasiados usuarios se han suscrito a un servicio gratuito sin entender lo que eso significa y cómo les afectará.

“La gente realmente está sintiendo y entendiendo el costo de lo gratis”, dijo Hariri. “Están renunciando a una gran cantidad de sus datos y [descubren] qué se está haciendo con esos datos para poder enviarles publicidad”.

Ann-Marie Alcántara

ADWEEK

CONTENIDO RELACIONADO