Categorías
Global Salud

No necesita desinfectar sus alimentos, pero esta es la forma segura de comprarlos

La gran mayoría de los países están bajo cuarentena en este momento. Pero las órdenes de quedarse en casa vienen con algunas excepciones como las de poder salir a comprar comestibles.

Muchos de nosotros todavía nos aventuramos a abastecernos de alimentos y artículos de tocador. Pero, ¿cuál es la forma más segura de comprar durante esta pandemia? ¿Y qué debe hacer una vez que haya traído su carga a casa?

Expertos en enfermedades infecciosas, virología y seguridad alimentaria compartieron sus consejos sobre la compra segura de comestibles y sobre qué puede dejar de preocuparse.

Conozca los peligros: concéntrese en las personas, no en la comida

Muchas personas se preocupan por la posibilidad de contraer el coronavirus de cosas como cintas transportadoras de supermercados o cajas de cereales. Pero todos los expertos están de acuerdo en que el mayor riesgo cuando se trata de comestibles es estar dentro de la tienda con otras personas que pueden estar infectadas.

“Si bien es posible contraer el virus desde superficies contaminadas, la mayor parte de la transmisión probablemente se deba a las gotas respiratorias a las que estás expuesto cuando estás cerca de otras personas”, dice Angela Rasmussen, viróloga del Centro de Infección e Inmunidad de la Escuela de Salud Pública Mailman en la Universidad de Columbia.

Evite las multitudes y compre rápidamente

Donald Schaffner, un microbiólogo de alimentos y profesor distinguido en la Universidad de Rutgers, le aconseja que busque una tienda de comestibles que limite el número de compradores que pueden ingresar al mismo tiempo. Si bien eso podría llevar a una larga fila afuera, también es probable que sea más fácil practicar el distanciamiento social dentro de la tienda manteniéndose al menos a 2 metros (6 pies) de distancia de otras personas. Y una vez que esté allí, enfóquese en entrar y salir lo más rápido posible para minimizar su riesgo.

“Sea lo más eficiente posible en la tienda”, dice Schaffner. “Tenga una lista, muévase por la tienda de manera rápida. Salga del camino. Sea respetuoso con otras personas. Mantenga la distancia social mientras está en la tienda”.

Considera usar una máscara

Dada la creciente evidencia de que las personas pueden eliminar el virus antes de mostrar síntomas, es posible que tampoco sepan que están infectadas. Es por eso que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ahora recomiendan que las personas usen cubiertas de tela para la cara en público, y algunas tiendas ahora requieren que los compradores las usen, no tanto para protegerlo como para proteger a otras personas de usted en caso de que esté infectado.

Ir sola o solo

El Dr. David Aronoff, director de la división de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, dice que debe ir sola o solo a la tienda si puede, porque llevar de compras a toda la familia solo aumentará la aglomeración en los pasillos y podría aumentar el riesgo de infección de su hogar también.

“Si tienes tres personas viviendo juntas y las tres personas van a la tienda, incluso si las tres personas tienen un bajo riesgo de infectarse a nivel individual, como grupo han triplicado su riesgo esencialmente”, dice Aronoff, quien recientemente escribió sobre prácticas de alimentos seguros durante esta pandemia en la revista médica JAMA.

Desinfecta carros y manos

Una vez que esté en la tienda asegúrese de desinfectar los mangos de su carrito o canasta. Muchas tiendas hacen esto para los clientes ahora, pero no está de más traer su propio desinfectante para manos o toallitas desinfectantes si las tiene. Asegúrese de evitar tocarse la cara mientras esté allí, hasta que pueda desinfectar sus manos nuevamente.

Otro consejo de Rasmussen: no uses tu teléfono celular mientras estás en la tienda porque un “teléfono es una excelente manera de poner tus manos justo al lado de tu cara”.

Sáltate los guantes

“Los guantes no son mágicos”, dice Schaffner. “Los guantes no te hacen invulnerable. Tan pronto como tocas algo con tu mano enguantada, esa contaminación está en los guantes”.

Rasmussen está de acuerdo. “He visto a muchas personas usar guantes en público y simplemente los usan todo el día para hacen muchas actividades normales, como hablar por teléfono, comer, potencialmente manipular alimentos que luego van a ingerir con esos mismos guantes puestos”, dijo. “Esa no es una buena práctica”.

Rachel Graham, una viróloga que estudia coronavirus en la Escuela de Salud Pública Global Gillings de la Universidad de Carolina del Norte, también se salta los guantes. Pero si elige usarlos, dice, asegúrese de quitárselos adecuadamente. La mejor manera de quitarse los guantes que podrían estar contaminados es básicamente agarrarlos desde el interior y tirar hacia afuera.

Dale algo de espacio al cajero

Mientras realizan sus compras recuerde que los trabajadores de la tienda de comestibles que están más en riesgo debido a interactuar con muchos clientes al día son los cajeros. Protégelos asegurándote de estar a dos metros (6 pies) de distancia, o lo más lejos que puedas mientras realizas el check out.

En cuanto a si usar el autopago o un cajero busque la opción que le permita más espacio para mantener la distancia social. Todo depende de cómo esté configurada la tienda. Algunos mostradores de pago ahora tienen plexiglás entre el cajero y el cliente que paga. En esa situación, dice Aronoff, ir a un cajero está bien, especialmente si uno o ambos llevan una máscara.

Elija el pago sin contacto cuando pueda

Si tiene una opción de no tocar, como Apple Pay o Google Pay, úsela. Si eso no es una opción, una máquina de tarjeta de crédito con un lector de chips funciona bien, señala Graham. Evitar el efectivo cuando sea posible es una buena práctica porque investigaciones anteriores han encontrado que la moneda en efectivo puede albergar muchos microorganismos.

Sin embargo, Rasmussen señala que no se sabe cuánto tiempo sobrevive este coronavirus en el efectivo. Dice que si su transacción con tarjeta de crédito requiere que toque un teclado, este es una “superficie de alto contacto” que podría albergar otros patógenos, si no el coronavirus. Dicho esto, “no quiero alentar a las personas a ser germófobos extremos”, dice Rasmussen.

Efectivo o crédito, dice ella, solo asegúrese de desinfectar sus manos (y su tarjeta de crédito) después de la transacción.

No te vuelvas loco desinfectando tus alimentos

Muchos compradores ahora siguen rutinas elaboradas para desinfectar sus alimentos gracias a un video viral publicado por un médico de familia de Michigan. Pero todos los expertos dicen que desinfectar y lavar a mano hasta el último artículo en su recorrido de compras no es realmente necesario. Puede resultarle reconfortante saber que ninguno de estos expertos lo está haciendo por sí mismo.

Rasmussen explica que la probabilidad de infectarse de una superficie contaminada no es cero, pero es bastante baja. Esto se debe a que las gotas respiratorias tendrían que haber aterrizado en el lugar exacto, por ejemplo, en una caja de cereal que está tocando. E incluso entonces, tendrías que tener suficiente virus residual en tu mano para comenzar una infección. Además de eso deberías después transferir ese virus a tu cara. En pocas palabras: si sigue buenas prácticas de higiene de manos (lavarse las manos después de desempacar los alimentos, antes de cocinarlos y antes de comerlos), su riesgo es probablemente “muy, muy bajo”.

Como señala Aronoff, “el tiempo está realmente de tu lado aquí”. Eso es porque tan pronto como el virus aterriza en una superficie, comienza a perder la infecciosidad. “Después de 24 horas, la gran mayoría de los virus ya no son infecciosos”, dice. Y después de 72 horas, es indetectable, según la investigación. Entonces, si sabe que no va a usar una lata de sopa durante dos o tres días, dice, simplemente guárdela, lávese las manos y continúe con su día. Y una cosa más: asegúrese de limpiar sus encimeras después de desempacar.

Si todavía está preocupado y es un alimento que no necesita refrigerarse, Graham dice que solo lo deje afuera durante 24 horas.

Enjuague los productos frescos en agua y ¡coma sus verduras!

Algunas personas abogan por lavar productos en agua y jabón. Pero Schaffner dice que es una mala idea porque es posible que si ingiere residuos de jabón podría provocar diarrea o vómitos. Él dice que lo mejor es enjuagar sus productos en agua fría. Si se trata de un artículo con una piel dura, puede usar un cepillo vegetal.

Y Schaffner dice, por favor, no reduzca su consumo de frutas o verduras frescas. “Simplemente no hay evidencia de que estos alimentos puedan transmitir el virus o puedan causar el COVID-19”, dice. Además, dijo, los vegetales y verduras ofrecen valiosos nutrientes que son especialmente importantes en estos tiempos estresantes.

¿Deberías ducharte o cambiarte de ropa después de comprar? Depende

“Personalmente no me gusta hacerme una descontaminación completa cuando llego a casa desde la tienda”, dice Rasmussen. “Me lavo las manos. No pongo mi cara y boca sobre mi ropa de manera rutinaria”.

Pero, agrega, “las personas con niños pequeños podrían considerar lo contrario, ya que los niños, especialmente los niños pequeños, tal vez no estén tan preocupados por dónde ponen la boca o las manos”. “Si se siente más cómodo cambiándose de ropa y tomando una ducha después de regresar de una compra esencial, entonces hágalo”, dijo.

Rachel Graham agrega que si vives con alguien que tiene un alto riesgo de enfermedad grave con el COVID-19, ducharse y cambiarse podría ser una precaución razonable.

¿Todavía ansioso? Comprar online

Una forma simple de dejar de preocuparse por las compras y practicar el distanciamiento social es la compra en línea. Puede pagar con anticipación en línea y recibir los comestibles fuera de su puerta sin contacto cara a cara. Solo recuerde, mientras se queda en casa seguro, los trabajadores se arriesgan a recoger y entregar sus alimentos. Así que asegúrese de dar propina generosamente. En cuanto a qué hacer al desempacar esos comestibles, los expertos dicen que el consejo es el mismo que si hubiera ido a la tienda usted mismo.

Una palabra sobre comida congelada

Algunos de ustedes se han preguntado si congelar alimentos mata el virus. La respuesta es no. Refrigerar o congelar realmente ayudaría al virus a sobrevivir por más tiempo y es por eso que los laboratorios de investigación congelan muestras de virus para preservarlas, como señala Graham. Pero si le preocupa manipular una cena congelada, solo recuerde lavarse las manos y tirar el empaque después de haber retirado la comida.