LOS TERRIBLES INCENDIOS EN AUSTRALIA

Hay aproximadamente una docena de incendios de alto nivel de amenaza en Nueva Gales del Sur después de que el clima del fin de semana exacerbó una de las peores temporadas de incendios forestales de Australia en la historia registrada.




Veintitrés personas murieron desde que comenzaron los incendios en septiembre, confirmó el primer ministro Scott Morrison, y se perdieron más de 1.500 hogares. Se han quemado decenas de miles de acres de tierras forestales y parques nacionales.

El calor intenso y los vientos exacerbaron las condiciones el sábado según la oficina de meteorología de Nueva Gales del Sur, lo que confirma los temores de las autoridades sobre el deterioro de las condiciones durante este fin de semana.

El Buró de Meteorología de Nueva Gales del Sur pronosticó fuertes ráfagas que se desplazan hacia el sureste, donde la mayoría de los incendios están en su apogeo, en las primeras horas del domingo (hora local). Vientos “dañinos” con un promedio de 55 a 65 kilómetros por hora fueron registrados en los suburbios costeros de Sydney Wollongong Port Kembla y Kiama.

Australia convocó a 3.000 reservistas de la Fuerza de Defensa para ayudar a combatir los incendios, se anunció el sábado. La ministra de Defensa, Linda Reynolds dijo que “era la primera orden de este tipo que podía recordar”.

Las autoridades evacuaron a decenas de miles de personas en las regiones costeras del sureste de Nueva Gales del Sur y Victoria antes del aumento del peligro esperado durante el fin de semana, según el Washington Post.

El Buró de Meteorología de Nueva Gales del Sur dijo el domingo (hora local) que la amenaza “aún no ha terminado” después de señalar que el peligro de incendios el domingo sería menor de lo que fue el sábado.