Informan que el cambio climático afecta también al infierno

Azufre, el diario de mayor circulación en el infierno, ha dado a conocer que el cambio climático está afectando de manera significativa esa zona de castigo adonde son llevados los pecadores impenitentes.

Según el rotativo la temperatura ha descendido a niveles alarmantes llegando a observarse zonas enteras cubiertas por una fina capa de nieve.

Tras una reunión de emergencia presidida por Satanás y los más prominentes príncipes demoníacos de su gabinete se acordó un importante paquete de medidas para intentar aliviar la situación.

“Las viejas calderas de aceite están en tan mal estado y resultan tan ineficientes que algunos condenados parecen estar más en la piscina de un hotel que sufriendo el castigo eterno. Y si a ello sumamos el tremendo bajón de las temperaturas es un hecho que tenemos un serio problema aquí. ¡Esta es la primera vez en milenios que uso un abrigo!”, dijo con los ojos bañados en lágrimas el demonio Gefardaraiel, superintendente del departamento de torturas.

Se dio a conocer que ha quedado terminantemente prohibido el uso de equipos que funcionen por debajo de los 950℃ y el expendio de bebidas refrescantes.

El paquete de medidas también incluye el uso masivo de los CFC (clorofluorocarbonos) con la esperanza de que la capa de ozono se destruya y las temperaturas vayan aumentando gradualmente.

“Debemos enfrentar con valentía y profundo sentido del deber esta anomalía climática seguros de que ganaremos la batalla”, concluye con energía la nota de prensa infernal.