Categorías
Asia

India: la policía obliga a turistas que no respetan la cuarentena escribir 500 veces “lo siento mucho”

La policía india tiene la difícil tarea de hacer cumplir la mayor cuarentena de coronavirus del mundo. Pero el fin de semana pasado dictaron un castigo más común en un aula de secundaria que en una estación de policía.

Diez turistas extranjeros atrapados burlando las restricciones a causa del coronavirus en la el sábado, fueron obligados a escribir la frase “No seguí las reglas de bloqueo. Lo siento” 500 veces y presentar el documento a la policía.

El incidente ocurrió en una playa de arena a lo largo del río Ganges, cerca de Rishikesh, un centro turístico en el norte de India famoso por sus retiros de yoga y hippie. Es el mismo lugar donde los Beatles hicieron una peregrinación espiritual en 1968.

Un oficial que respondió el teléfono el lunes en la estación de policía de Muni Ki Reti cerca de Rishikesh confirmó los detalles, pero rechazó una entrevista.

Según los informes, los turistas provenían de Israel, México, Australia y Austria, y caminaban a lo largo del río cuando la policía india intervino. Bajo las regulaciones de la cuarentena en la India, todas las salidas no esenciales están prohibidas.

El video compartido en línea por los medios israelíes muestra a un oficial de policía regañando a los extranjeros.

“El coronavirus está pasando, hombre! Usted debería tener que seguir las reglas y regulaciones de la India”, grita un oficial en un uniforme de color caqui y una máscara quirúrgica.

“Lo siento, señor”, responde un turista, sentado con las piernas cruzadas en la arena.

“Hoy les daré un castigo muy corto. De lo contrario, les llevo a la comisaría y van a ir a parar a la cárcel! ¿Entendido?” dice el oficial.

No era una amenaza vacía: Bajo la Ley de Gestión de Desastres de la India los infractores de la cuarentena podría enfrentar hasta un año de prisión.

“Escriba 500 veces: ‘No seguí las reglas de bloqueo. Lo siento mucho'”, dice el policía en video.

Hace tres semanas, el primer ministro Narendra Modi ordenó a los 1.300 millones de personas en la India que se quedaran en casa con algunas excepciones para trabajos esenciales como compras de alimentos y visitas médicas. Se espera que el cierre caduque a la medianoche del martes, aunque algunos estados ya han extendido las restricciones locales, incluido el estado de Uttarakhand, donde se localiza Rishikesh.

La India ha confirmado más de 8,000 casos activos del COVID-19 y alrededor de 325 muertes, pero las pruebas no están muy extendidas.

Esta no es la primera vez en la era del coronavirus que la policía india ha sido noticia por los castigos no convencionales. El mes pasado en la ciudad de Nagpur, se filmó a la policía obligando a quienes violaron el toque de queda a que se agarraran las orejas e hicieran sentadillas en la calle.