Francisco: “los reguetoneros también van al cielo”

Ciudad Vaticano | El Papa Francisco ha dicho que no hay nada en las Santas Escrituras que indique que para los reguetoneros las puertas del cielo estén cerradas.

“Por difícil que resulte creer esos chicos horribles también tienen un alma creada por el Señor”, dijo el Santo Padre a los más de 100 periodistas presentes en la rueda de prensa.

“La Iglesia no puede excomulgar a nadie solo porque los estribillos de sus canciones se repitan una y otra vez hasta la náusea”, explicó el Papa al referirse a las millones de peticiones al respecto que ha recibido.

“Cuando nuestro Señor Jesucristo dijo que en la casa de su Padre había muchas moradas, seguramente también pensó en los que nos torturan las 24 horas del día con un ritmo que parece haber salido del mismísimo infierno”, declaró el también Obispo de Roma a los representantes de los medios reunidos para la ocasión.

“Lejos de enojarnos, perdonemos; lejos juzgar a los demás, dejemos que desde lo alto venga el juicio”, recomendó.

“Pongan la otra mejilla y ármense de paciencia, que el fin ya está cerca”, concluyó el Pontífice con los ojos inyectados en sangre.