Categorías
Global Salud

Estudio concluye que el COVID-19 ‘no es una construcción de laboratorio’

Las teorías de conspiración que afirman que el COVID-19 fue diseñado en un laboratorio como parte de un ataque biológico en los Estados Unidos han estado ganando terreno en las últimas semanas, pero un nuevo estudio sobre los orígenes del virus ha concluido que la cepa que causa la pandemia se desarrolló de manera natural.

Un análisis de la evidencia, de acuerdo con los hallazgos publicados por primera vez en la revista científica Nature Medicine, muestra que el nuevo coronavirus “no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito”, y los investigadores concluyen que “no creemos que ningún tipo de escenario de laboratorio es plausible”.

“Hay muchas teorías de especulación y conspiración que llegaron a un nivel bastante alto”, dijo a ABC News el Dr. Robert Garry, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane y uno de los autores del estudio. Fue importante reunir un equipo para examinar la evidencia de este nuevo coronavirus para determinar lo que pudimos sobre el origen”.

El Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud, apoyó los hallazgos del estudio y escribió en su blog : “Este estudio deja poco espacio para refutar un origen natural del COVID-19”.

Los investigadores concluyeron que el nuevo coronavirus no es una creación humana porque no comparte ninguna “columna vertebral de virus utilizada anteriormente”. Probablemente surgió, según el estudio, de una recombinación de un virus encontrado en murciélagos y otro virus, posiblemente originario de los pangolines, también conocidos como osos hormigueros escamosos.

Los investigadores dijeron que el COVID-19 es un 96% idéntico a un coronavirus encontrado en los murciélagos, pero con una cierta variación que podría explicar lo que lo ha hecho tan infeccioso.

“Sabemos por el estudio de otros coronavirus que pueden adquirir esta [variación] y luego pueden volverse más patógenos”, dijo Garry a ABC News. “Esta es una buena explicación de por qué este virus es tan transmisible y ha causado esta pandemia”.

La mutación en las proteínas de la superficie, según Garry, podría haber desencadenado el brote de la pandemia, pero también es posible que una versión menos grave de la enfermedad haya circulado por la población durante años, tal vez incluso décadas, antes de aumentar a este punto.

“No sabemos si esas mutaciones se detectaron más recientemente o hace mucho tiempo”, dijo Garry a ABC News. “Es imposible decir si en realidad fue una mutación que desencadenó la pandemia, pero de cualquier manera, habría sido un proceso natural”.

Y aunque muchos creen que el virus se originó en un mercado de pescado en Wuhan, China, Garry dijo que eso también es un error.

“Nuestros análisis, y de otros también, apuntan a un origen anterior a ese”, dijo Garry. “Definitivamente hubo casos allí, pero ese no fue el origen del virus”.