Empleado de Hollywood acusa a Kate Winslet de abuso sexual

Archibald Yakes, de 84 años, es el viejo empleado de varios estudios de filmación en Hollywood que hoy ha acusado formalmente a la actriz Kate Winslet de abuso sexual.

Después de la lluvia de incriminaciones contra Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Dustin Hoffman y cuanto actor vivo o muerto ha pasado por allí, la verdadera bomba ha estallado esta mañana cuando se supo que la famosa actriz también forma parte de la lista de fieros depredadores que ha hecho estremecer los cimientos de esa institución cultural.

“Los hechos ocurrieron cuando la película Titanic reventaba las salas de cine”, dijo a este reportero el señor Yakes con los ojos bañados en lágrimas.

“Durante una de las tantas recepciones que se hicieron yo me encontraba limpiando el baño para damas cuando la señorita Winslet entró, se abalanzó sobre mi y me tumbó al suelo  con la fuerza de un caballo salvaje”, continuó el señor Yakes.

“Cuando pude reaccionar ya tenía la lengua de Kate paseando por mi garganta. Me estaba asfixiando y no podía gritar”, dijo visiblemente emocionado.

“Desde entonces padezco de frecuentes ataques de pánico siempre que veo una rubia. Miss Winslet ha convertido mi vida en una calamidad”, concluyó el señor Yakes.

Los abogados de la actriz han dicho que Archibald Yakes padece de demencia senil y que no sabe lo que dice.

“Ese señor está completamente loco”, dijo Michael Carpenter, abogado jefe del equipo que representará a la actriz. “Lo vamos a incinerar en la corte. A él y a los abogaduchos que se pueda conseguir”, aseguró.

Por su parte la actriz se ha limitado a declarar que lo más probable es que estuviese borracha como una cuba. “Ganar tantos premios hizo que los ríos de Champán fueran cosa de todos los días”, dijo a los periodistas antes que su abogado le tapara la boca con una mano.