Categorías
Américas

EE.UU: cómo el lobby de armas explota la pandemia de coronavirus para promover sus objetivos

Una investigación de encontró que grupos de protesta en varios estados de Estados Unidos contra las recientes medidas de cuarentena a causa del coronavirus fueron establecidos por cabilderos conservadores. El esfuerzo coordinado parece estar impulsado por el aparente objetivo a largo plazo de construir una base más grande de apoyo para la relajación de la ley de armas.

Esto ocurre después que miles de personas en los Estados Unidos se organizaron en línea y comenzaron a exigir el fin de los pedidos de quedarse en casa. Los organizadores de las protestas afirman en sus páginas de Facebook que las restricciones de cierre son el resultado de “políticos en un viaje de poder”, quienes alegan que están “destruyendo nuestros negocios, aprobando leyes detrás de la oscuridad y obligándonos a entregar nuestras libertades y medios de vida”.

“Reabrir América” ​​se ha convertido en el nombre común de estas protestas. Entre el 8 y el 16 de abril, se compraron al menos 34 direcciones de sitios web, como www.reopeniowa.com o www.reopenpa.com para el estado de Pennsylvania. 

Estas direcciones web redirigen automáticamente a páginas en sitios pro-armas. Las páginas del lobby de armas afirman incorrectamente que el coronavirus SARS-CoV-2 y su enfermedad resultante, el COVID-19, es “mucho menos letal que la gripe” y dicen, en un texto lleno de errores tipográficos, “el presidente [Donald] Trump está muy claro en que debemos hacer que Estados Unidos vuelva a trabajar muy rápidamente antes que la ‘cura’ para esta terrible enfermedad pueda ser peor que la enfermedad misma.”

El registro de tantas direcciones de sitios web en un corto período de tiempo llevó a los usuarios de las redes sociales a concluir que la campaña era “astroturfing”, la práctica de hacer que una campaña parezca popular mientras se oculta que fue organizada por una sola entidad.

De las 34 direcciones de sitios web registradas, solo 16 están vinculadas a páginas activas, y cinco se remontan a una familia en el Medio Oeste estadounidense, los Dorrs. Estos sitios web de reapertura fueron para Iowa, Minnesota, Pennsylvania, Wisconsin y Ohio, cada uno de los cuales tiene leyes que permiten portar armas de fuego con un permiso.

Estas leyes no son lo suficientemente flexibles para los Dorrs, quienes son activistas políticos ultraconservadores a favor de las armas en varios estados de Estados Unidos. Los tres hermanos Dorr, Ben, Aaron y Chris, están especialmente involucrados en campañas políticas que critican al Partido Republicano por no ser lo suficientemente conservadores en las leyes de armas y las leyes de aborto. Sin embargo, son fuertes partidarios de Trump.

A principios de este año, el Partido Republicano de Minnesota los describió como “estafadores” que “en realidad solo están construyendo su propia marca y recaudando dinero”.

Uno de los hermanos, Ben Dorr, le dijo a The Philadelphia Inquirer que estas afirmaciones son “noticias falsas”, y agregó que su grupo, la Asociación de Armas de Fuego de Pensilvania, intensificará los esfuerzos en 2021. Dijo que creó los sitios web para protestar contra la cuarentena desde un “enfoque constitucional”. Este enfoque originalista interpreta estrictamente la constitución de los Estados Unidos tal como se entendió en su contexto del siglo XVIII, y sigue siendo un tema en la agenda política de los Dorrs, con protestas contra la cuarentena a las que suman mensajes ultraconservadores.

Al ignorar las reglas de cierre del estado y reunirse en multitudes, los expertos en salud se preocupan de que estas protestas puedan contribuir disparar los casos de infección en los Estados Unidos. 

Hay casi 870,000 casos confirmados del COVID-19 en los EE. UU y apenas 50,000 muertes a principios del 24 de abril, según la Universidad Johns Hopkins.

Trump demostró su apoyo a la campaña “Reabrir América” ​​en tres tuits separados el 17 de abril, que decían: “¡LIBÉRATE MICHIGAN!”, “¡LIBÉRATE MINNESOTA!” Y “LIBÉRATE VIRGINIA, y protege tu gran segunda enmienda. ¡Está asediada!” 

La Segunda Enmienda, el derecho constitucional que permite a los particulares portar armas, cuenta con el firme apoyo de Trump. Su administración permitió que las tiendas de armas permanecieran abiertas  como negocios “esenciales” durante la pandemia de coronavirus.

En una reunión informativa del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca el mismo día de los tuits, Trump ofreció más apoyo a los manifestantes contra el bloqueo: “Estas son personas que expresan sus puntos de vista”, dijo. “Veo dónde están y veo cómo están trabajando. Parecen ser personas muy responsables conmigo, pero han sido tratadas con un poco de rudeza”, sugiriendo de esta manera que las órdenes de quedarse en casa en algunos estados eran demasiado restrictivas. 

Cuando se le preguntó por qué destacó a Virginia más tarde en la conferencia de prensa, Trump dijo: “En Virginia van más allá de lo que estamos hablando acerca de esta horrible plaga. Quieren quitarles sus armas”.

Enlaces a grupos de Facebook

Más de 200,000 personas ahora forman parte de los grupos de Facebook que apoyan las protestas contra el bloqueo dirigidas por los Dorrs en varios estados de EE. UU.

Dos grupos en particular, “Reabrir Minnesota” (anteriormente llamado “Minnesotans Against Excessive Quarantine”) y “Pennsylvanians Against Excessive Quarantine” compartieron descripciones casi idénticas en Facebook.

Sus direcciones web se registraron con dos minutos de diferencia el 8 de abril.

Los Dorrs permanecen activos en ambos grupos, donde dos de ellos, Ben y Matt, que mantienen su vida en línea relativamente privada, figuran como administradores. Ellos, junto con Chris Dorr, también son administradores de otros grupos relacionados.

Chris Dorr, uno de los miembros más activos de los grupos, compartió enlaces a artículos sobre las protestas, publicaciones preguntando a los usuarios cómo les estaba afectando el bloqueo y los videos de Facebook Live de las protestas. Su página personal de Facebook lo anuncia como “Director político de la Asociación de armas de fuego de Pensilvania”.

En su página personal compartió memes y actualizaciones llamando a la pandemia del coronavirus “un engaño”. También publicó teorías de conspiración alegando que el gobierno de los Estados Unidos está tratando de quitarle la libertad a la gente y afirma que si las “fábricas de abortos” estuvieran cerradas por dos semanas, el virus habría “salvado más vidas de las que ha tomado”. 

Los comentaristas en sus publicaciones responden con sentimientos como “Solo quiero calentar mi SKS”, refiriéndose a un rifle semiautomático. Otro comentario del 21 de abril decía “¡Soy dueño de una armería y el negocio está mejor que nunca!” 

Facebook se negó a comentar sobre estos puntos específicos, pero dijo que continúa revisando el contenido relacionado con las protestas a causa de la cuarentena.

“A menos que el gobierno prohíba esos eventos durante este tiempo, permitiremos que se organicen en Facebook. Por esta misma razón, los eventos que desafían la orientación del gobierno sobre el distanciamiento social no están permitidos en Facebook”, dijo un portavoz de la compañía.

Un estado de ánimo tenso en los EE. UU

La crisis del coronavirus continúa devastando los EE. UU, con el principal experto en enfermedades infecciosas del país, el Dr. Anthony Fauci, prediciendo alrededor de 200,000 muertes  y más de 1 millón de infecciones en el transcurso de la pandemia. 

A pesar de esto, el estado de ánimo en torno a las medidas para frenar la propagación del virus sigue siendo tenso. En un país donde la mayoría de los votantes está de acuerdo en que las medidas para quedarse en casa deberían estar en su lugar, un pequeño número de activistas a favor de las armas dan la impresión de que el país está aún más dividido.

A medida que la temporada electoral de EE. UU 2020 comienza a aumentar, las acciones políticas como estas podrían tener un gran impacto en el panorama político y en el resultado de la votación. Con la presión de las minorías políticas de extrema derecha por las cuales Trump continúa mostrando su apoyo, la pregunta es si este apoyo marginal es suficiente para mantenerlo en el cargo. 

Con un presidente tan conectado con el activismo a favor de las armas y la creciente influencia de los grupos de presión de extrema derecha en la política de la Casa Blanca, los Dorrs podrían lograr exactamente el tipo de leyes mas relajadas respecto a las armas de fuego por las que han estado haciendo campaña durante mucho tiempo.