Dan a conocer el menú de la Última Cena

Jerusalén, Israel | Un grupo internacional de arquéologos cristianos ha dado a conocer el resultado de más de dos años de excavaciones durante los cuales trataron de esclarecer qué ocurrió durante la Última Cena.

“Lo que sucedió la última vez que el Maestro se reunió con sus discípulos antes de su muerte lo tenemos claro, en sentido general, porque ha sido recogido en las Escrituras y es de todos conocido.

Sin embargo, lo que más llamó nuestra atención fue un papiro encontrado en el lugar donde estuvo el Cenáculo escrito en hebreo, arameo y griego”, dijo en conferencia de prensa el Doctor suizo Karl Langstaimer, jefe del equipo.

“Dicho documento nos reveló el menú del que disfrutaron Jesús y sus discípulos aquel jueves en la noche.

Debo admitir que nos quedamos estupefactos al descubrir que los fundadores de la iglesia degustaron una enorme fuente de langostinos con salsa Bechamel, camarones al ajillo, cordero estofado, arroz, papas fritas a la francesa, sopa de cangrejo, lasaña de atún, ensalada de lechugas con tomates. Como postre torta de chocolate y pudín de pan bañado en salsa de caramelo.

Y claro, vino tinto en cantidades industriales.

Nos sentimos realmente satisfechos al saber que nuestros santos precursores salieron de allí con sus estómagos repletos de buena comida y listos para cumplir con su sagrado deber”, continuó diciendo herr Langstaimer.

“Por dicho documento también supimos que Judas Iscariote, el que traicionó a Jesús, contrató los servicios de un mariachi para amenizar el banquete, algo que probablemente disgustó muchísimo a San Pedro debido a su habitual mal carácter”, concluyó el afamado hombre de ciencia.

Preguntado acerca de la posibilidad de que ese documento sea apócrifo el reputado científico respondió:

“imposible. Desenterramos varias latas de atún y un sombrero de los que usualmente llevan los mariachis.

Todos ese material, junto al papiro, fue sometido a la técnica de datación conocida como carbono 14 y el resultado es claro: más de dos mil años de antigüedad”.