Cristiano holandés cree que el rapto de la iglesia ya comenzó

Theodorus van Heed, un líder prominente de la iglesia Luterana Evangélica en el Reino de los Países Bajos (Holanda), cree que el rapto de la iglesia ya comenzó.

El rapto o arrebatamiento de la iglesia es una doctrina que asegura que cuando Jesucristo descienda del cielo los muertos que vivieron una vida cristiana resucitarán y junto a los creyentes que estén vivos serán arrebatados de la Tierra para encontrarse con Dios en los lugares celestiales.

“En Holanda y en general en Europa cada vez menos personas van regularmente a las iglesias”, dijo el señor Heed visiblemente preocupado. El año pasado nuestros servicios se realizaban con diez o doce hermanos como máximo, pero ahora nos sentimos la mar de felices cuando asisten tres o cuatro.

Si a ello sumamos la cantidad de iglesias convertidas en bares, hoteles, bibliotecas o gimnasios, se hace obvio que la gran mayoría de los cristianos holandeses ya ha sido ascendida a la presencia del Altísimo. No quiero creer otra cosa”, dijo.

Preguntado por este reportero si las iglesias vacías no son más que la consecuencia lógica del progreso alcanzado por la humanidad, el ministro evangélico holandés expresó: “puede ser, a veces yo mismo prefiero disfrutar una película en Netflix o tomarme una cerveza en el Barrio rojo de Ámsterdam que ver las caras aburridas de los cuatro o cinco valientes que todavía seguimos aquí esperando por el cumplimiento de las promesas divinas”.