¿Es mala la sal? Un estudio penitenciario puede contener la respuesta

Hay mucho que luchar con los caprichos de la ciencia dietética. Pero posiblemente nada ha sido tan contencioso y antiguo como la guerra contra la sal. Durante décadas, los funcionarios de salud pública han obligado a las personas a consumir menos sal, algo que está relacionado con la baja presión y por ende con una menor posibilidad de enfermar del corazón. Y durante esas mismas décadas una de las partes ha estado desafiando las directrices al catalogarlas como anticientíficas. “Ninguna evidencia sólida vincula directamente el consumo de sal con la enfermedad cardíaca a largo plazo”, dicen.
Leer más..