Algunos tips para que ganes mucho dinero desde tu casa

Por si no lo sabías estamos en la era de internet, esa maravilla tecnológica que nos ha facilitado tanto la vida. El mundo no es igual desde que prácticamente todo está al alcance de un click.

Pero internet no es solo información, es también una mina de oro. Reporte Mundial te comparte hoy, sin costo alguno, unos cuantos tips para que te forres de dinero desde la comodidad de tu cálido y confortable hogar mientras ves vídeos en Youtube o te enteras de los últimos chismes de tus amigos en Facebook.

Comencemos.

1. Si eres una madre o un padre de familia realmente la tendrás muy fácil. Supongamos que tienes tres o cuatro hijos, un par de nietos y una esposa o esposo. El primer paso que debes dar es mandarlos a trabajar. Es vital que mientras te quedas holgazaneando en la casa ellos salgan al mundo a romperse el lomo.

2. Créate una cuenta en PayPal si no la tienes. PayPal es genial. Te pueden enviar dinero desde cualquier parte del universo y llega casi instantáneamente. ¿Lo puedes creer? Todo lo que tienes que hacer es compartir tu correo electrónico (el mismo de tu cuenta de PayPal) con tu comunidad. Te va a ayudar mucho que mandes hacer y pegar en cuanta pared haya en tu ciudad mil o dos mil carteles que incluyan un párrafo en el que expliques tu precaria condición económica y de salud. Por ejemplo, escribe que eres un abuelito diabético y casi ciego al que un cocodrilo le arrancó una pierna mientras caminaba con su humilde familia a la orilla de un lago en busca de hongos silvestres para comer. Haz lo mismo en tus páginas de Facebook, Twitter, y cuanta red social exista o esté por existir, que algo te caerá.

3. Aplica para la Seguridad Social. La mayoría de los gobiernos del mundo crean presupuestos de ayuda para los más necesitados. Si calificas, lo más probable es que te pasen una cantidad mensual de dinero, generalmente muy baja, que al menos te va a alcanzar para tomarte un par de jugos de frutas y en casos muy raros para que vayas pagando el sofá que compraste a plazos.

4. Envía cartas de dolor a la máximas autoridades de tu país. Nada le gusta más a los políticos que ayudar personalmente a alguien en extrema necesidad ante las cámaras y micrófonos de los más importantes medios. Eso les da mucha prensa y les hace aparecer ante la opinión pública como personas de buen corazón. Y por supuesto, diles que votarás por ellos en las próximas elecciones. ¡No falla!

5. Planifica robar un banco. No todo el mundo tiene valor para arriesgarse, lo sabemos. Además, si te atrapan no saldrás de la cárcel hasta que el Reino de Dios se haya establecido en toda la tierra habitada. Pero… ¿y si sale bien?

Comienza por contratar un buen equipo de ladrones profesionales que hagan el trabajo por ti y ofréceles el 70% de las ganancias.

6. Si todo lo anterior no te funciona: entonces te habrá llegado la hora de hacer el máximo de los sacrificios: buscarte un trabajo. Acepta con valentía el hecho de que a veces las cosas no salen bien y que ya vendrán nuevas y mejores oportunidades, que el Señor aprieta pero no ahoga.

¡Suerte!